Cómo conseguir que los clientes dejen opiniones

Con todo esto en mente, es posible que se esté replanteando su perspectiva sobre los sitios de reseñas en línea como Yelp, Google y Facebook, o tal vez ya era consciente de que las reseñas en línea de los clientes tienen un peso importante.

En cualquier caso, no hay duda de que construir una base sólida de opiniones positivas es una prioridad absoluta, señala la agencia Limón Publicidad Sevilla.

Hablemos de cómo pedir una reseña, desglosado en tres pasos básicos:

Paso 1: calcular el momento adecuado

El momento oportuno es uno de los factores más importantes en el proceso de revisión, independientemente de la forma en que planee pedir revisiones.

Si la solicitud se realiza demasiado pronto, los clientes podrían sentirse desanimados por el hecho de que les pidas una opinión antes de que hayan tenido la oportunidad de decidir qué les parece tu producto o servicio. Si espera demasiado, el cliente puede haber olvidado los detalles clave necesarios para una opinión de alta calidad (o puede no estar interesado en hacer el esfuerzo tanto tiempo después).

Una buena regla general es esperar de 1 a 2 días antes de enviar una solicitud de reseña, ya sea mediante campañas de correo electrónico, mensajes de texto, páginas de aterrizaje de reseñas de clientes u otro método. Las mañanas suelen ser el mejor momento para obtener mayores tasas de respuesta, así que planifique en consecuencia.

Por supuesto, también puede introducir la idea de las reseñas durante la interacción con un cliente. En ese caso, debería esperar un par de días antes de enviar cualquier tipo de seguimiento.

Paso 2: Recuerde que todo depende de su enfoque

Saber cómo pedir las opiniones de los clientes es una especie de acto de equilibrio. Por un lado, quieres establecer un sistema que inspire respuestas auténticas y detalladas. Pero, al mismo tiempo, no quiere que el proceso sea tan complicado que disuada a los clientes.

Busque un término medio. Puedes crear una serie de preguntas breves y bastante sencillas que pidan una rápida visión general de la experiencia del cliente, así como los pros y los contras que les gustaría destacar. El objetivo es que sea lo suficientemente abierta como para motivar al cliente a ser razonablemente detallado sin quitarle demasiado tiempo.

Paso 3: Ser persistente

Hay una delgada línea entre ser insistente y dar a los clientes un suave empujón, y tendrá que recorrerla para ganar el mayor número posible de opiniones. Si los clientes no responden a tus peticiones de opinión, puedes enviar un seguimiento unos días después. Ten en cuenta el tono que empleas en el seguimiento, para no pasarte de la raya.